Frijoles saltarines cautivan a Victoria
Un vendedor llamado Efraín ha llamado la atención de los transeúntes en la calle Hidalgo, ya que exhibe unas semillas originarias de Guayamas, Sonora. 'Allá se les atribuyen propiedades curativas y es muy difícil de conseguirlas, asegura.

Ciudad Victoria, Tamps. | Lunes 05 de Agosto de 2013
Redacción | El Gráfico




Notas Relacionadas
  • [..]
  • Durante los últimos días, por el rumbo de la Calle Hidalgo, se ha visto a unos vendedores que comercian curiosidades denominadas como "frijoles saltarines" Efraín Martínez, uno de estos comerciantes, nos relata qué son y de dónde provienen.
    Resulta que los "frijoles saltarines" son unas semillas que se dan en un arbusto de la zona serrana del Estado de Sonora, región que Efraín conoce bien por su carácter de vendedor itinerante.
    Se trata de verdaderas curiosidades naturales porque, explica, no hay truco alguno para hacer que las semillas estén siempre en movimiento.
    "Es una semilla que se da una vez al año, se consigue allá por Guaymas, Sonora, en un lugar llamado Empalme, que está como a media hora de Guaymas. Vendiendo fui para allá y conocí esto. Se da en un árbol, es más como una vaina, y cuando se cae la semilla y está verde no se mueve, pero si ya maduró es cuando se empieza a mover", explica Efraín.
    En Sonora la gente les atribuye propiedades curativas como la de quitar la migraña o propiedades esotéricas como ahuyentar la mala vibra y atraer la buena suerte. Bajo ese argumento, Efraín y otros de sus compañeros, ofrecen "frijoles saltarines" ante la mirada curiosa de la gente que pasa y ve aquellas semillas brincando en una charola.
    "Es muy raro ver una semilla que se mueva. Allá en Sonora dicen que de la semilla sale una mariposa y que adentro se queda su alma y que cuando esa mariposa se muere, la semilla deja de moverse" relató.
    "Es difícil encontrar este tipo de semillas, ya que para vendedores como Efraín el comprarlas significa ir de casa en casa en aquel lugar de Sonora y convencer a la gente para que le vendan una pequeña cantidad", aseguró.
    "Traemos poquito, es difícil de conseguir porque la gente casi no lo vende. A Victoria es la primera vez que las traemos. Pero traemos poquito porque se echa a perder si traemos mucho. Uno no puede traerse tres costales porque la mitad ya no va a servir"
    Una semilla por 5 pesos o 3 por 10 pesos son los precios que debe pagar cualquier persona que quiera tener entre sus manos un "frijol saltarín". Los cuidados son simples: No mojarlos ni exponerlos al sol porque la semilla se pudre y deja de moverse.
    Efraín aseguró que por lo menos un mes más, él y cuatro vendedores más originarios de Orizaba, Veracruz, estarán vendiendo "frijoles saltarines" en la Calle Hidalgo del centro de esta ciudad. Así que cualquiera que quiera verlos ahí podrá encontrarlos.
    EXPLICACIÓN CIENTIFICA...
    Los frijoles saltarines son semillas del arbusto cuyo nombre científico es Sebastiana pavoniana, y su movimiento se debe a la presencia en el interior de una larva depositada ahí por una polilla conocida como Cydia deshaisiana, la cual llega ahí porque la polilla deposita sus huevos en las flores de dicho arbusto, así, conforme va madurando la semilla en su interior, también va creciendo la larva.
    El movimiento se debe a que la larva es sensible a la temperatura, de manera que cuando siente calor se mueve dentro de la semilla. Los "frijoles saltarines" no son frijoles en sentido estricto, sino una semilla parecida más no emparentada y su brinco se debe a la larva que hay en el interior. Cuando la larva madura hace un hueco en la semilla para salir, pero la polilla en que se ha convertido sólo vivirá un breve lapso de tiempo.
    Así pues, la ciencia explica a que se debe este extraño fenómeno, pero aún sabiéndolo, los "frijoles saltarines"no dejan de sorprender a más de uno.

    [Inicio] [Directorio] [ Código de Ética] [ Contacto ]

    Todos los derechos reservados ® 2011 El Gráfico Tamaulipas, Compañia periodística.
    Optimizado para: 1024x768 pixels - IE 8 +
    webmaster@elgraficotam.mx